miércoles, 23 de diciembre de 2009

Saludos a nuestra sacrificada labor en Navidad



Esta Navidad decidí saludarlos más que con una tarjeta ilustrada, con una foto. Se me ocurrió mientras limpiaba mi viejo muñeco articulado y este paliere, testigo de muchas noches de ardua labor, buscando mejorar la técnica, cosa que estoy muy lejos de alcanzar.

Mi saludo va dedicado a todos los colegas que se dedican a esta labor tan sacrificada, que no duermen ni comen bien por darlo todo, por el arte. A todos nosotros porque de nuestro trabajo depende la historieta peruana, la ilustración y el destino del arte nacional. Con nuestro granito de arena hacemos de este colectivo un gremio cada vez más fuerte y unido.

Vaya pues mi saludo y homenaje para cada uno de ustedes, de nosotros!

Salud!

DeVaTe
www.devatecartoons.blogspot.com

11 comentarios:

nazca26 dijo...

No me considero un sacrificado por el arte...me gusta y eso es todo.Tampoco quisiera ser un martir del arte nacional.Pero vale tu intencion Deborah...la de unir a todos los artistas que son sinceros consigo mismos y hacen verdaderamente lo que les nace hacer.Salud y Feliz Navidad

Felixantos dijo...

Yo creo que nuestro talento es nuestro don y aparte es una cruz que debemos llevarla siempre y esa misma cruz se va siendo mas pesada por que nosotros mismos nos vamos a exigir mas y mas y aún asi creo q no nos vamos a sentir satisfechos del todo,jaajaja

Richard A. Pajuelo dijo...

Creo que el único sacrificio es tratar de asimilar técnicas, -la mayoría extranjeras-, y gastar tiempo con mucha practica con respecto a ella. Creo que eso es lo que falta en el país ya que todo se centra en un sólo "piso" en vez de "ver el piso de arriba" y no el del costado ni menos el de abajo. Otro problema sería que las empresas no valoran al dibujante, diseñador o artistas de cualquier rubro y claro, eso crea un sólo "nivel monetario" para todos indistintamente el grado de experiencia que tengan. El dicho: "tirarse al piso" sería el tercer factor y hay en cantidad y eso afecta a todos por igual.
En suma, creo que si la calidad profesional de cada uno se nutre con nuevas tendencias y técnicas, -repito hasta la saciedad: extranjeras llámese USA o Europa y en nuevos casos en Asia- y que se logre ver una notable mejoría en ellas, las cosas de por sí van a cambiar mejorando nuestro nivel y valorándonos por el arte final más que por "tirarnos al piso": el logro personal en cuanto a técnicas es lo que debe primar ante todo.
Feliz Navidad!

Jose Malaga dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Richard A. Pajuelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
toñito avalos dijo...

Ya he borrado ese comentario,Richard,he verificado que es un comentario anónimo a quien le bastó colocar el enlace del colega José Málaga,quien me confirma que no es el autor de tal comentario.Es lamentable que existan personas q se escudan en otras identidades para causar molestias,tan igual como sucede en el otro blog de un colega que no vale la pena mencionar.Disculpa el inconveniente.

Richard A. Pajuelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DeVaTe dijo...

Caray yo que iba a pensar todo el problemón que se iba a formar por mi post. Sólo puedo decirle al colega Richard que es cierto lo que dice respecto a que en el Perú no se sabe valorar el trabajo artistico y sí desgraciadamente hay colegas que aceptan cualquier pago y eso socaba el trabajo de todos nosotros. Respecto a los anónimos como ya dije anteriormente es mejor ni darles importancia amigos, puesto que sólo buscan desmoralizarnos, todos somos aprendices en este rubro y es en ese reconocimiento que vendrá nuestro éxito.

El maestro Crose hace unas semanas me decía con toda la humildad de su grandeza que el aprendía de cada artista joven que le mostraba sus trabajos, puesto que la creatividad de la juventud no se compraba. Y si alguien como el lo dice, debe ser cierto.

DeVaTe

Coquito dijo...

te acepto de que no como ni duermo, pero eso de ¿labor sacrificada? para todos los que amamos esta profesion no es ningun sacrificio, se hace porque se AMA, SE CREE EN ELLA, si a eso se le llama sacrificio, ok, PERO BASTA YA DE QUEJAS, DE DECIR QUE ESTAMOS EN UN PAIS MAL PAGADO, QUE NO RECONOCE AL ARTISTA Y ETC , ETC, llegamos a esta fiesta en este pais y caballero hay que bailar la musica que te pongan,Y bailarla de lo mejor eso no no se llama resignacion, se llama ACTITUD,SER POSITIVO,tratar de hacer un buen trabajo, con amor, sin buscar peros, ni otra cosa , solo trabajar y trabajar, ser honestos con lo que hacemos, sinceros y sobre todo: HUMILDES...MUY HUMILDES

DeVaTe dijo...

Bueno maestro Coquito a Ud. yo no puedo contradecirle porque Ud. se dedica a esta labor y además viene pues de una carrera impecable, yo más bien hablaba no quejándome, sino reconociendo a todos los que "se atreven" a vivir del arte en las circunstancias actuales, lo cual para mí es digno de reconocimiento. Y si bien es cierto hay muchos artistas que saben darle su lugar a cada cosa, hay muchos otros que sacrifican muchas cosas por el arte...sólo eso, a Ud. mi más grande admiración y cariño!

DeVaTe

Richard A. Pajuelo dijo...

Todos amamos lo que hacemos pero tampoco debemos desconocer que la realidad tienes distintos matices. También hay que definir quienes somos:
1r punto-Si dibujamos por puro gusto y, por cosas de la vida, encontramos trabajo en esto entonces conoceremos las limitaciones que conlleva una poca instrucción artista.
2do punto-Si, teniendo base de escuela de Arte, podemos estar en un piso un tanto más arriba que la mayoría que no obtuvo esa instrucción, y por ende, un poco de dinero mayor y valoración: ¿cuántos están en este 'piso' educativo?
3er punto-Si somos del primer punto o recibimos una poca instrucción en una escuelita de arte cualquiera pero nos esforzamos por aprender estoicamente [autodidacta] día a día y asimilando críticas constructivas y viendo mucha información interna y externa, entonces, algún día, estaremos subiendo a pisos distintos del primero: el sacrificio del que hablo más arriba.

Ser "romántico del arte" no significa tapar el "ojo con un dedo", menos carecer de humildad. La humildad significa aprender del otro, aunque sea un aprendiz, sí. Pero si uno quiere avanzar se debe mirar al que está un grado más arriba de uno y practicar mucho y observar demasiado. A todos -incluyéndome- nos falta eso pero debemos ser o parecer serios en lo que hacemos y respetar al otro diciendo sus falencias con base Y NO tratar de menospreciarlo.